Image Alt

Cerdeña

Cerdeña

568

La isla de Cerdeña es uno de los destinos más apreciados en Italia. A diferencia de las otras regiones del país Cerdeña destaca más por sus costas, por sus playas y paisajes que por el patrimonio y los restos arqueológicos, que los tiene. Cerdeña es una de las joyas del Mediterráneo con sus larga costas, repletas de playas largas y acantilados abruptos.

Lujo y encanto en Cerdeña.

Un clima envidiable y parajes de ensueño han hecho que algunas partes de su litoral se en encuentren entre las más buscadas por los turistas más exigentes y selectos. Por ejemplo, la Costa Esmeralda, la parte noreste de la isla, frente a Córcega, con sus 90 km de playas, islas, bahías. El pequeño y chic archipiélago de la Maddalena es muy conocido, así como el pueblo de Porto Cervo. Ambos son el non plus ultra del turismo de lujo de la isla y de casi toda Italia.

Otras zonas como la de Cala Gonone, el sitio arqueológico del Monte Tíscali y el desfiladero de Gorropu, situados un poco más al sur, conjugan en muy pocos kilómetros tres de los principales atractivos de Cerdeña:

-las playas y actividades situadas en costas espectaculares;

-los restos arqueológicos (entre los más antiguos las torres (nuraghe), llamadas tumbas de gigantes levantadas por los habitantes previos a la romanización;

-y la naturaleza más sorprendente, esculpida por el agua y los elementos en los macizos calcáreos.

Gastronomía.

La naturaleza quedó fosilizada en el Bosque petrificado de Martis pero ha seguido su curso en una nueva declinación de los elementos básicos del Mediterráneo, el aceite, el vino y los derivados del trigo, pan, pasta y dulces. Si le unimos el queso y los pescados, Cerdeña ya nos hace la boca agua. Los alojamientos que hemos conocido en nuestros viajes conjugan todos estos elementos en sus comidas o en las pistas que les darán para visitar los mejores restaurantes y las mejores bodegas de la isla.

Muchas veces, es posible seguir cursos de cocina en los mismo alojamientos para ir descubriendo los secretos de la deliciosa gastronomía italiana.

Alojamientos.

Los alojamientos que podemos recomendar son especiales, tienen siempre algún elemento que añade un valor especial a nuestra estancia, que la hace encantadora. La estancia será más que un viaje y ello se deberá quizá a: las arquitecturas modernas y diseños increíbles que se acoplan a la naturaleza; a la pátina de la historia que se ha marcado en los edificios monumentales de Cagliari o Alguer; al entorno natural o las vistas que se disfrutan (Costa Esmeralda); a la tranquilidad o el encanto de los B&B y agroturismos; a la gastronomía

Las comunicaciones son muy fáciles ya que la isla cuenta con varios aeropuertos y vuelos directos con el resto de Italia, con España y las principales ciudades del resto de Europa.

No tienen más que escribirnos y pedirnos información.