Image Alt

Cantabria

Cantabria

237

Una región poco conocida fuera de España pero tan bonita como sus vecinas el País Vasco y Asturias. Como ellas combina una llanura costera estrecha (repleta de playas increíbles, puertos pesqueros y ciudades con glamour y aires de balneario) con valles estrechos que se internan hasta las montañas de la Cordillera Cantábrica. Desde Castro Urdiales en el oriente hasta San Vicente de la Barquera en el occidente, los puertos de Cantabria reúnen ambiente, gastronomía, playas magníficas y vistas inolvidables. Santoña, Laredo, Noja, Ajo, Somo, Liencres, Suances, Comillas, nombres que no hay que olvidar.

Arquitectura y patrimonio.

Desde las cuevas de Altamira, sólo un ejemplo del patrimonio prehistórico de del norte de España, hasta la arquitectura contemporánea, Cantabria tiene muestras de restos romanos, medievales, modernos y contemporáneos.

En el cambio de siglo entre el XIX y el XX encontramos monumentos de Gaudí en Comillas; arquitectura marinera en San Vicente o Santillana del Mar; los pueblos del valle del Pas, como Potes o Barcena Mayor; o los edificios eclécticos (entre historicismo y el modernismo) de Eladio Laredo en Castro Urdiales y Laredo (además de sus proyectos en Madrid y Santa Cruz de Tenerife); y en un estilo similar Javier González de Riancho Gómez construye buena parte de los principales edificios de la capital, Santander, entre ellos el Palacio de la Magdalena.

Castro Urdiales, uno de los pueblos más bellos de Cantabria

Gastronomía y deportes.

Dado el relieve y la cercanía de la montaña y el mar, es posible esquiar y practicar deportes marítimos. Muchas marinas y puertos permiten practicar todo los deporte de marinos incluyendo el submarinismo.

El senderismo, montañismo, la escalada, el running o el rail son muy populares junto al ciclismo y la bicicleta de montaña. Cantabria es naturaleza y es deporte. Y después del deporte, no hay como comer y beber bien, cosa evidente en Cantabria. Es lo mismo que en el País Vasco, en Galicia o Asturias, pero de otra forma. Platos de pescado, marisco, carne, quesos deliciosos y ahora vinos blancos que se han recuperado (chacolís y albariños, a descubrir).

La orografía ha permitido que algunos alojamientos comiencen a ofrecer servicios y estancias con encanto y mucha calidad. Para las sugerencias, nada más que escribirnos.