Image Alt

Cataluña

Cataluña

239

Cataluña es una región que posee todo lo que se le pide a un viaje por España: ¡Naturaleza, cultura, playas y montañas, gastronomía, monumentos, arquitectura y diseño! No en vano Barcelona es hoy una de las ciudades más turísticas del mundo, quizá con París la más importante de toda Europa. Los atractivos son inmensos, culturales, patrimoniales, festivos y gastronómicos. Lo mejor del Mediterráneo en una urbe, a pesar de todo muy cosmopolita y donde una gran parte de la población viene del resto del país y del mundo. Esa diversidad y riqueza cultural hace de Barcelona una ciudad muy abierta, más que otras zonas de Cataluña, un poco más cerradas y donde cuesta un poco más integrarse para disfrutar de sus encantos.

Barcelona es también un centro arquitectónico, una ciudad donde se celebran multitud de eventos internacionales y que atrae a empresas, artistas y científicos. Es el contrapunto necesario y complementario a Madrid, un ejemplo de la diversidad española que expresa en formas ligeramente diferentes pero comunes al mimo tiempo en Andalucía, el País Vasco, Galicia, Valencia, Canarias o las Baleares.

Excelentes comunicaciones por avión, tren o autopista hacen de Barcelona y el resto de Cataluña uno de los principales destinos turísticos de España. La Costa Brava nos recuerda a Dalí en Cadaqués y Figueras; a los griegos en Ampurias y al dolce far niente mediterráneo en Palafrugell y l’Estartit.

Lérida es la puerta hacia los Pirineos, las estaciones de esquí, las rutas de senderos y los deportes de aventura, los Parque Nacionales y la naturaleza más agreste.

Tarragona posee playas, la desembocadura del Ebro y vestigios romanos. Y en todas las provincias, alojamientos con encanto desarrollan un nuevo turismo, más sostenible, más slow y menos intrusivo. La idea es permitir crear actividad económica, riqueza pero que salvaguardando y beneficiando a los ciudadanos de esas zonas.

Los alojamientos que conocemos son de calidad, siempre con una arquitectura cuidada, tradicional o vanguardista y sobre todo con servicios y pistas, contactos y ayuda para visitar las bodegas, realizar los deportes y salidas que deseemos, comer bien y disfrutar de la naturaleza.

Si en España la gastronomía del norte es la más apreciada, debemos corregir esto, afirmando que tanto en Andalucía, Madrid, Castilla, Canarias o, por supuesto, en Cataluña, el buen comer es algo tan esencial como fácil. En Cataluña se come muy bien y se bebe con la misma calidad. Los vinos catalanes son muy interesantes, tanto los famosos cavas (equivalente español en fabricación y calidad del Champagne francés), como los blancos o tintos. Una vez más, hemos hecho hincapié en la cultura del vino, y los alojamientos les ayudarán en sus visitas de las bodegas, las más conocidas y los grandes tesoros ocultos que hemos descubierto en nuestros viajes.

Para tener las pistas, sólo tienen que escribirnos.